28 C
Torreón
miércoles, febrero 21, 2024
Ver Más

    La Inteligencia Artificial Pone en Riesgo los Empleos en el Sector Salud


    La creciente expansión de la inteligencia artificial (IA) ha generado discusiones acerca de su alcance y su impacto en varios sectores económicos, incluido el ámbito de la salud. Si bien la IA se utiliza cada vez más en el sector médico, tanto para tareas administrativas como para agilizar diagnósticos, su adopción plantea preocupaciones significativas sobre el futuro de los empleos en la salud.

    En el ámbito administrativo, la IA se emplea para comunicarse con los pacientes, recopilar datos y programar citas. Estos sistemas pueden recordar a los pacientes sus citas y realizar el triaje de pacientes, optimizando la gestión de los recursos de atención médica. Además, la IA aplicada a la imagenología tiene la capacidad de identificar patrones en imágenes médicas, asociarlos con el historial del paciente y predecir el desarrollo de enfermedades, lo que puede agilizar el diagnóstico.

    Grandes empresas tecnológicas como Google, Microsoft y Amazon también están invirtiendo en IA para la salud. Google, por ejemplo, está desarrollando modelos de IA para aliviar la escasez global de médicos y aumentar la precisión de las tecnologías sanitarias. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que no se deben sobrestimar los alcances de la IA en la salud y aboga por regulaciones y una gobernanza ética adecuada.

    La incursión de la IA en la medicina es una veta de negocio en crecimiento, con estimaciones que sugieren un aumento de diez veces en el mercado de inteligencia artificial en atención médica en la próxima década. Según Statista, se espera que este mercado alcance los 188 mil millones de dólares para 2030, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 37 por ciento.

    Uno de los usos más esperados de la IA en medicina es el acompañamiento en diagnósticos y terapias, lo que requerirá que los sistemas sean entrenados con datos locales para adaptarse a las necesidades de la población.

    Sin embargo, la IA en el ámbito de la salud plantea desafíos éticos, de privacidad y de sesgos en los datos. La OMS advierte sobre el riesgo de subordinar los derechos e intereses de los pacientes a los intereses comerciales de empresas tecnológicas y sugiere una regulación cercana.

    A pesar de su potencial revolucionario, la IA en medicina no pretende reemplazar la función médica humana. Si bien puede contribuir al diagnóstico médico, se necesitará un enfoque ético y regulaciones adecuadas para garantizar que los sistemas se utilicen de manera segura y efectiva, trabajando en conjunto con profesionales de la salud.

    Fabián Fernández Saldívar, coordinador de Enseñanza del Departamento de Informática Biomédica de la UNAM, destaca que los humanos siguen siendo responsables en última instancia y que hay aspectos legales y éticos importantes a considerar en el uso de la IA en el ámbito médico

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Articulos Relacionados

    betoffice
    Evden eve nakliyat şehirler arası nakliyat