35 C
Torreón
sábado, mayo 18, 2024
Ver Más

    Anomalía en el centro de la Tierra, posible remanente de colisión que formó la Luna


    Investigadores del Observatorio Astronómico de Shanghai (SHAO) de la Academia de Ciencias de China han realizado un estudio que sugiere que una anomalía masiva recién descubierta en el interior de la Tierra puede ser un remanente de la colisión ocurrida hace unos 4,500 millones de años que formó la Luna. Esta investigación desafía la teoría convencional sobre la formación de nuestro satélite natural.

    La teoría predominante sostenía que la Luna se formó a partir de los escombros generados por una colisión masiva, conocida como el «impacto gigante,» entre la Tierra primitiva (conocida como Gaia) y un protoplaneta del tamaño de Marte llamado Theia. Se creía que la Luna heredó principalmente material de Theia, mientras que la Tierra se formó principalmente a partir de material de Gaia. Sin embargo, mediciones isotópicas de alta precisión revelaron similitudes sorprendentes en las composiciones de la Tierra y la Luna.

    El nuevo estudio, liderado por Deng Hongping, se centró en el desarrollo de un método de dinámica de fluidos computacional llamado «masa finita sin malla» para modelar con precisión la turbulencia y la mezcla de materiales resultante del impacto gigante. Según los hallazgos, la Tierra primitiva experimentó una estratificación del manto después del impacto, con el manto superior e inferior compuestos de diferentes materiales. El manto superior contenía una mezcla de materiales de Gaia y Theia, mientras que el manto inferior retuvo la composición material de Gaia.

    Los investigadores sugieren que esta estratificación del manto podría haber persistido hasta el día de hoy, lo que explicaría la presencia de reflectores sísmicos globales en el manto medio de la Tierra. Esto implica que el manto inferior de la Tierra todavía puede estar dominado por material anterior al impacto, con una composición elemental diferente en comparación con el manto superior.

    Este descubrimiento desafía la noción tradicional de que el impacto gigante condujo a la homogeneización de la Tierra primitiva y sugiere que el impacto gigante que formó la Luna marcó el punto de partida de la evolución geológica del planeta a lo largo de 4,500 millones de años.

    Además, se mencionan «Grandes Provincias de Baja Velocidad» (LLVP), dos regiones anómalas en el manto terrestre que tienen implicaciones importantes para la evolución del manto y las placas tectónicas, pero cuyos orígenes aún son un misterio.

    Este estudio plantea preguntas interesantes sobre la historia de la Tierra y su formación, desafiando las ideas previamente aceptadas sobre la formación de la Luna y la composición de nuestro planeta. Se espera que continúen las investigaciones para arrojar más luz sobre estos misterios geológicos.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Articulos Relacionados